RADIOFRECUENCIA

Las ondas provocan un estímulo de colágeno por su efecto térmico profundo, en tratamientos de flaccidez facial y corporal. Indicada también para tratar la celulitis y tonificar la piel.

A través de corrientes de alta frecuencia, se consigue un electrocalentamiento selectivo de las células de grasa, incrementando su metabolismo y forzándolas a liberar la grasa acumulada, lo que hace disminuir su tamaño. Es una aparatología específica para tratar celulitis, grasa y flacidez.