ten rengi

Se obtiene mediante la extracción y posterior centrifugado de la propia sangre. La aplicación en forma de microinyecciones o mesoterapia de este plasma rico en plaquetas, en el rostro, cuello, y escote principalmente, mejora el aspecto cutáneo estimulando la síntesis de colágeno y elastina. Restaurando la vitalidad cutánea, aumentando su grosor y elasticidad y rejuveneciendo la piel al mejorar su textura, aportándole luminosidad.