otoplastia

Destinada a resolver las deformidades de las orejas. La corrección más frecuente es la operación de orejas despegadas, pero también para orejas grandes o malformaciones.

Normalmente se hace con anestesia local y se suele realizar una incisión en la parte posterior de la oreja, en la zona del pliegue.

El procedimiento es sencillo y el resultado estético es frecuentemente muy satisfactorio, ya que especialmente en niños y adolescentes las “orejas en soplillo” pueden provocar traumas o problemas de autoestima.